¿Cómo elegir un colchón?

Un descanso reparador es fundamental para enfrentar con ánimo y energía tu rutina diaria. El mejor aliado en esta tarea es ese colchón especial que te entrega el soporte adecuado para cada uno de los puntos de tu anatomía. Aquí te ayudamos a saber ¿Cómo elegir un colchón? para que tengas unas noches de sueños perfectos.

¿Cómo elegir un colchón?

La clave de un buen colchón es que debe adaptarse perfectamente a tu cuerpo, manteniendo siempre el equilibrio natural de la curvatura de tu espalda.

Tipos de colchones

Tipos de colchones

Según sus dimensiones, los colchones se clasifican en: colchón de una plaza, que sus medidas son 0,90 m x 1,90 m; colchón de plaza y media, que mide 1,05 m x 1,90 m; colchón full, que mide 1,37 m x 1,90 m; colchón Queen o dos plazas, de 1,50 x 1,90 m; colchón King, de 1,80 m x 2,00 m; y colchón Super King, de 2.00 m x 2,00 m.

Según sus dimensiones, los colchones se clasifican en: colchón de una plaza, que sus medidas son 0,90 m x 1,90 m; colchón de plaza y media, que mide 1,05 m x 1,90 m; colchón full, que mide 1,37 m x 1,90 m; colchón Queen o dos plazas, de 1,50 x 1,90 m; colchón King, de 1,80 m x 2,00 m; y colchón Super King, de 2.00 m x 2,00 m.


Consejos de uso


Consejos de uso

Un cubrecolchón ayuda a proteger tu colchón de manchas o derrames y aumenta su vida últil. Es recomendable que cambies el colchón y la base al mismo tiempo. Un colchón nuevo en una base vieja se estropea antes. Cuando ubiques el colchón en su posición, asegúrate de que la cama no tenga bordes que pudieran dañarlo. No dobles el colchón, ya que los materiales internos pueden dañarse. Si necesitas pasarlo por la puerta, trata de hacerlo muy suavemente. Para mantener en las mejores condiciones tu colchón debes ventilarlo todos los días, por lo menos cinco minutos. En días soleados es recomendable dejar que se ventile por sus dos caras. Sacude el colchón todas las semanas. No golpearlo, porque podría deformarse; es mucho mejor aspirarlo. Gira el colchón una vez al mes (de izquierda a derecha y de la cabeza a los pies), para que el desgaste sea parejo.

Un cubrecolchón ayuda a proteger tu colchón de manchas o derrames y aumenta su vida últil. Es recomendable que cambies el colchón y la base al mismo tiempo. Un colchón nuevo en una base vieja se estropea antes. Cuando ubiques el colchón en su posición, asegúrate de que la cama no tenga bordes que pudieran dañarlo. No dobles el colchón, ya que los materiales internos pueden dañarse. Si necesitas pasarlo por la puerta, trata de hacerlo muy suavemente. Para mantener en las mejores condiciones tu colchón debes ventilarlo todos los días, por lo menos cinco minutos. En días soleados es recomendable dejar que se ventile por sus dos caras. Sacude el colchón todas las semanas. No golpearlo, porque podría deformarse; es mucho mejor aspirarlo. Gira el colchón una vez al mes (de izquierda a derecha y de la cabeza a los pies), para que el desgaste sea parejo.



Preguntas frecuentes
  • ¿Debo considerar mi tamaño y peso al momento de comprar un colchón?

    Sí, ya que dependiendo de tu tamaño y peso puedes requerir diferentes tipos de colchones. Por ejemplo, si pesas más de 100 kilos lo ideal es que tu colchón sea muy firme; en cambio, si eres liviano, necesitas un colchón con mayor elasticidad.
  • ¿Qué debo considerar para comprar mi colchón perfecto?

    Primero que todo, debes tener presente el tamaño del colchón, este debe tener por lo menos 90 cm de ancho y 10 o 15 cm de alto. Además debe ser 10 cm más largo que la altura de quien lo usará. Además, tienes que tener presente tu peso. Si pesas más de 100 kilos, lo ideal es optar por un colchón firme, que te brinde un apropiado soporte. En el caso contrario, si eres una persona liviana necesitas un colchón de mayor flexibilidad, los cuales se adaptan fácilmente a tu forma y reparten mejor el peso. Lo mejor es probarlo y pasar la mano entre la zona lumbar y el colchón: si hay demasiada holgura el colchón puede ser demasiado rígido para tus características. Si la mano no pasa, el colchón es demasiado blando y el cuerpo se hunde en exceso.

    También debes tener en cuenta los tipos de cama que existen. Una cama europea o americana, por su base rígida, necesita un colchón más suave. En los box spring, el colchón puede tener distintos tipos de resortes, los cuales pueden hacer que sea más firme o más blando, logrando siempre una adaptación fácil al cuerpo y al movimiento de la persona. Finalmente, tu posición al dormir. Si es que duermes de lado es recomendable un colchón que combine firmeza y suavidad, para adaptar tu cuerpo de la mejor forma. No debe ser muy firme, porque necesitas amoldar ciertos puntos y contener otros. Pero si duermes de espaldas es aconsejable un colchón un poco más firme, que te dé apoyo necesario para la nuca y la región lumbar. Por último si duermes boca abajo debes escoger un colchón firme, para que te dé buen apoyo en la nuca y en la región lumbar.
  • ¿Es necesario ocupar cubrecolchón?

    Si bien no es necesario su uso, es muy beneficioso para darle mayor tiempo de vida a tu colchón, ya que evitarás manchas indeseadas en tu colchón nuevo.
Preguntas frecuentes
  • ¿Debo considerar mi tamaño y peso al momento de comprar un colchón?

    Sí, ya que dependiendo de tu tamaño y peso puedes requerir diferentes tipos de colchones. Por ejemplo, si pesas más de 100 kilos lo ideal es que tu colchón sea muy firme; en cambio, si eres liviano, necesitas un colchón con mayor elasticidad.

  • ¿Qué debo considerar para comprar mi colchón perfecto?

    Primero que todo, debes tener presente el tamaño del colchón, este debe tener por lo menos 90 cm de ancho y 10 o 15 cm de alto. Además debe ser 10 cm más largo que la altura de quien lo usará. Además, tienes que tener presente tu peso. Si pesas más de 100 kilos, lo ideal es optar por un colchón firme, que te brinde un apropiado soporte. En el caso contrario, si eres una persona liviana necesitas un colchón de mayor flexibilidad, los cuales se adaptan fácilmente a tu forma y reparten mejor el peso. Lo mejor es probarlo y pasar la mano entre la zona lumbar y el colchón: si hay demasiada holgura el colchón puede ser demasiado rígido para tus características. Si la mano no pasa, el colchón es demasiado blando y el cuerpo se hunde en exceso.

    También debes tener en cuenta los tipos de cama que existen. Una cama europea o americana, por su base rígida, necesita un colchón más suave. En los box spring, el colchón puede tener distintos tipos de resortes, los cuales pueden hacer que sea más firme o más blando, logrando siempre una adaptación fácil al cuerpo y al movimiento de la persona. Finalmente, tu posición al dormir. Si es que duermes de lado es recomendable un colchón que combine firmeza y suavidad, para adaptar tu cuerpo de la mejor forma. No debe ser muy firme, porque necesitas amoldar ciertos puntos y contener otros. Pero si duermes de espaldas es aconsejable un colchón un poco más firme, que te dé apoyo necesario para la nuca y la región lumbar. Por último si duermes boca abajo debes escoger un colchón firme, para que te dé buen apoyo en la nuca y en la región lumbar.
  • ¿Es necesario ocupar cubrecolchón?

    Si bien no es necesario su uso, es muy beneficioso para darle mayor tiempo de vida a tu colchón, ya que evitarás manchas indeseadas en tu colchón nuevo.

Lo mejor en colchones

Lo mejor en colchones

Encuentra nuestra gran oferta de colchones para tu cama y la de tu familia. Tener un sueño perfecto de ayudará a poder tener un día lleno de energía.

Encuentra nuestra gran oferta de colchones para tu cama y la de tu familia. Tener un sueño perfecto de ayudará a poder tener un día lleno de energía.

Categorías relacionadas

Proyectos destacados